El Impacto de la Filosofía Ágil en la Cultura Organizacional

  • MESA REDONDA DE GESTIÓN DE PROYECTOS

Para muchos directores de proyectos desde la vereda de las metodologías y buenas prácticas tradicionales, el concepto de ágil continúa siendo un misterio, especialmente los que no han conocido ni han experimentado algún marco de referencia específico; ejemplo: Scrum, Lean, XP, Kanban, etc. Cuando alguien pregunta que es ser ágil en el desarrollo de proyectos, se responde con los principios del Manifiesto Ágil, que tienen relación con:

– La entrega temprana y continua de valor

– La entrega de software funcional frecuentemente y en intervalos cortos

– Y que la principal medida de progreso de un proyecto es la usabilidad del software.

Todos ellos apuntan a que la entrega de un producto funcional al cliente se haga lo más temprano posible, si bien no estará completo, será totalmente usable, pudiendo recibir retroalimentación en cuanto al nivel de cumplimiento de sus expectativas. Por el contrario, en una metodología tradicional habría que esperar hasta el n del proyecto para tener un producto terminado y con la incertidumbre de que no cumpla las expectativas del cliente.

El uso de Agile como una aproximación a la gestión de proyectos se ha incrementado dramáticamente en los últimos años. Gartner predice que en breve los métodos ágiles de desarrollo serán utilizados en el 80% de todos los proyectos de desarrollo de software.

Diversos estudios mencionan que el uso de la agilidad se ha triplicado en los últimos años. Además, estos estudios demuestran el valor que puede tener la agilidad en la disminución de los defectos del producto, la mejora de la productividad del equipo y la entrega cada vez mayor de valor del negocio. Reconociendo su importancia, el estándar del “Project Managament Institute – (PMI®)” a través del PMBOK 6ta edición, hace referencia a las metodologías ágiles y propone su camino como una vía importante para abordar y resolver los desafíos de la dirección de proyectos.

El último informe Pulse 2017 del “Project Management Institute – (PMI®)” indica que el 37% de los proyectos utilizan un enfoque tradicional, el 21% usan la gestión ágil, mientras que un 20% de los proyectos son híbridos (tradicional + ágil); un 23% utilizan otros enfoques. La tendencia es que los proyectos deben ser más innovadores en esta ola de transformación digital en que se encuentra el mercado, por lo que se debe esperar más proyectos ágiles e híbridos. Las organizaciones y el director de proyecto deben prepararse para utilizar los distintos enfoques de gestión y aprender a seleccionarlos buscando un desempeño superior.

La razón fundamental del presente documento, es dar un marco apropiado al tópico tratado, y establecer un soporte documental revisado y sustentado a través de estudios parciales de distintas empresas consultoras y universidades del país, las cuales tienen experiencias de iniciativas ágiles, por cuanto podrán recomendar, compartir aprendizajes, encontrar nuevas visiones en nuestros relatores y expertos, los que darán luces para avanzar decididamente en agilizar sus organizaciones.

Comentarios

comentarios